Existen momentos especiales que se viven una vida en un instante, ese momento, lo quiero vivir hoy contigo.......... Primavera ©

jueves, 17 de junio de 2010

"Este Jueves un Relato": Bichos


Las desventuras de un medico andaluz en la India

Nunca pensé que en los últimos días de mi instancia me iba a reír tanto por las desventuras de un medico llamado Tony, vino con la ilusión y ganas de ayudar, pero con un miedo atroz a cualquier bicho que vuele, ande, cuando aquí hay de todas las medidas, en gran cantidad, la cuestión que la primera noche se lo comieron enterito los mosquitos parecía un mapa, estos mosquitos ya están inmunizados a los repelentes, lo se, están investigados por mi. Este medico tiene otro problema su andaluz pero de aquel que se come alguna letra o pone otras que no existen o por lo menos yo nunca la use, me reía mucho de pensar si ahora se come algunas letras cuando lleve una semana pasando hambre se como todo el abecedario..... ya me tendré que hablar en el lenguaje de los signos . Ese día se ofreció a ir a las aldeas en la ruta que solemos hacer, todo fue muy bien y veníamos de recogida satisfechos porque había sido una jornada muy normalita en comparacion con otros días, íbamos hablando cuando de golpe le dice al conductor del jeet que pare, de inmediato salio corriendo mientras que iba intentando quitarse el pantalón, pensamos que había tenido una indisposción, muy normal por aqui mas si recibes algún tipo de bebida o comida que no estamos acostumbrados, lo peor de todo que el pobre iba de un lado saltando, cambiando de golpe el sentido de la marcha chillando, me reía porque pense que buscaba un lugar para refugiarse pero en aquel paisaje no había nada para hacerlo era todo muy secano, cuando por fin consiguió quitarse el pantalón empezó a revisarse todo, pero seguía corriendo a lo que Aahan nuestro conductor me mira, me dice, "no mires a un hombre desnudo", (hay normas en esta cultura os comento por si no lo sabia alguien), ...me reía, porque una enfermera estamos acostumbrados a ver cuerpos desnudos, fue entonces que el chofer fue al encuentro del pobre medico, entre los dos revisaron todo su cuerpo, ya poniéndose el pantalón venían los dos, uno de ellos muy blanco cuando debia que tener la cara roja de tanto picotazo de los mosquitos, (Tony) me contó que algo había habia estado andando por su cuerpo, solo con decir esto salte del asiento, me negué a entrar hasta que no hubo una revisión de todo el jeet no sea que quedara familiares del intruso, confirmado de la no existencia de ninguno, fue cuando me subí, pero todos íbamos pendientes de algún signo de picor que alguno tuviera, estamos preparados para hacer los cien metros lisos.... lo tenia claro uno con una cultura de "apañate como puedas por ser mujer " y el otro con la filosofía de "salvese quien pueda" estaba bien perdida así que iba con un cuidadin por si tenia que lanzarme a correr haber que bicho es capaz de pararme o pillarme, seguro que gano el maraton a todos ellos


Primavera

derechos reservados ©



 

20 comentarios:

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

!Salvese quien pueda! Médico blanco desnudo picado y andaluz zezeante a la vista !bicho raro, un Hanuman mono dios pelado! No lo salva si Shiva ni buda ni Visnhu.

Delicioso, divertido e irónico viajecito por la lejana India ¿en monzones, para más inri?
Bsitooos, gracias Primavera, y que no te pique mosquito (mosquita, que son ellas las que se dedican a ello, mujeres tenían que ser).

Teresa Cameselle. dijo...

Bichos exóticos y juguetones colándose en el relato del jueves.
Un relato muy divertido, pero nos quedamos con la intriga de qué bicho le picó al pobre hombre.

CAS dijo...

Paso a saludarte, con un poquito de temor hasta que no se sepa qué bicho pica por ahí...jaja
un abrazo

Susurros de Tinta dijo...

Jajaja, que divertida historia, que sepas que los andaluces no solo nos comemos algunas letras de las palabras, también nos comemos a besos a la gente que nos cae bien, miles de besossssssssssss.

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Querida Primavera,me gusto mucho tu relato,
como yo estoy muy lejos de los vichos me he
reido mucho,nunca me encontrado en una situación parecida por suerte porque le
tengo pánico a los vichos, gracias por
compartir tu relato.
Abrazoz que estes bien.

reltih dijo...

muy, pero muy buen escrito.
un abrazo

César dijo...

¿Porqué será que las tribulaciones ajenas mueven a risa?
Dicho esto me voy al baño porque, hipocodríaco como soy, siento correr bichejos por todo mi cuerpo.

ANTARES dijo...

Me he reido mucho imaginando la situación que tan bien has descrito, muy buen relato y muy entretenido.
un besito

alfredo dijo...

Que gracia, no? reirse de las tribulaciones ajenas, me pregunto si el "bichejo" hubiese anidado en tu cuerpo, hasta donde hubieras corrido a quitarte el vestido, o a los hombres también se les prohibía mirar?

Divertido relato, que uno siempre imagina para los demás.

Besos

Pepe dijo...

Divertidísima historia de medico novato en lo concerniente a su adaptación al medio.
Aprovecho para decirte que los andaluces no nos comemos las letras, sino que practicamos lo que se conoce como economía del lenguaje. Jejeje.
Me ha gustado mucho tu relato.
Un saludo.

Maat dijo...

Hola Primavera.
Ha sido ir leyendo tu relato y comenzar a picarme aquí y allá. Jolín, pobre hombre. Está claro que no se puede ser bueno. Lo realmente curioso sería "oírselo" contar a él, con ese acento andaluz tan especial que le ponen a sus recortadas palabras.
Me has hecho pasar un buen rato con tus letras.

Un abrazo.

Maat

tusojosmisalas dijo...

hola primavera..me hiciste reir..sabes q cuando a veces hablo con amigos/as de piojos o de bichos me agarra picazon a mi...jaja
gracia spor la aclaracion :)
kariños
David.V.

mar dijo...

Hola Primavera
Es la primera vez que paso por tu blog para leer tu relato de jueves y me ha gustado mucho.
Realmente divertida la situación, (claro cuando no se es protagonista de ella) pero si yo hubiera estado allí estoy segura de que te gano en la maratón, con el repelús que me dan los bichos...
Un beso de Mar

gustavo dijo...

primaveraaaa¡¡¡¡¡
e 0tr0 dia sali a la ncturnidad de mi puebl0, puebl0 de castilla, la castilla de zam0ra....cuand0 regres a casa, y0 diria que aquel ciempies era c0m0 una seerpiente pit0nnnnnn
aun est0y que que quee...cierr0 t0d0000
que asc0000000¡¡¡
medi0 bes0

rosa_desastre dijo...

¡Ay, es que los bichos no entienden de idiomas, pero tener a un andaluz cerca y no comerselo es un pecado ajajaaja
Un beso andaluz, con todas las letras.

emilio dijo...

Es muy bueno... jajajaj.. pobre hombre.
Me gustó, de gran imaginación.

Un abrazo.

Gloria dijo...

Muy buen relato, ágil y divertido, aunque los actores reales, no pensarán lo mismo.
Cariños

Roberto Santamaría dijo...

Un divertido relato que tuvo la virtud de alegrar mi tediosa tarde de sábado.
Me fue muy grato descubrir tu bello y ameno blog al que prometo volver.
Gracias por tu visita al mío para dejar en el tus gratos comentarios.

Un abrazo poético

Roberto

maria jose moreno dijo...

Odio los bichos... de todo tipo, me imagino lo que pasó es pobre medico andaluz.
Un besito y un placer estar en tu cas

angel dijo...

Interesante y divertida entrada, amiga Primavera dedicada a los bichos.

Bikiños. Ángel.