Existen momentos especiales que se viven una vida en un instante, ese momento, lo quiero vivir hoy contigo.......... Primavera ©

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Jueves Relato....... "Cambio de Senda "

Cambio mi senda marcando lo que seria mi futuro...... Cierto acontecimiento que nos toco vivir de lleno en mi  familia, un accidente de coche que sufrieron mis padres marco un antes y después, las continuas visitas que hicimos al hospital fue largo, mantuvo a mi madre ingresada, fue el detonante de los cambios que nos hicieron cambiar de dirección de nuestras vidas.
Como soy curiosa siempre mientras estábamos con ella en ocasiones me escapaba quería ver lo que ocurría en el hospital, me fijaba en todo, en las personas que estaban  ingresadas hasta que un dia descubrí donde estaban los niños, me dejo marcada porque hasta ese momento solo había visto personas mayores enfermas, nunca niños...desde ese momento siempre ocupaban parte de mi tiempo, soy muy tímida pero a la vez curiosa, preguntaba quería saber porque estaban ingresados...siempre se llamo mi atención ,los niños con problemas físicos, era por la semejanza que tenían con mi madre, después del accidente estuvo en estado de coma bastante tiempo, tuve que aprender de nuevo todo....procuraba estar con los que no tenían a nadie bien porque sus madres habían salido a comer o hacer algún recado, la cuestión que siempre estaba con los que lloraban o se estaban solos, mi padre al final ya siempre sabia donde encontrarme, ese aprendizaje sirvió para ir con el tiempo afinando lo que seria la senda de lo que queria hacer...Mis primeros pasos fueron haciendo voluntariado con niños con parálisis infantil que son abandonados, hice colonias, iba a hospitales a contarles cuentos o jugar un rato con ellos, me gustaba sentirme útil y darles un poco de cariño extra...fue lo que marco mi futuro y lo que ahora soy...No haria cambios ni deseo cambiar de direccion, me gusta mi profesión y el voluntariado que hago es una manera de sentirme satisfecha interiormente aunque se que mi asignación es un pequeño granito de arena ante tanta necesidad que hay en todo el mundo. Los niños son mi prioridad, los traumas infantiles acarrean muchos problemas en vida adulta, además tienen el mismo derecho a tener una familia y ser queridos con algun tipo de discapacidad que son abandonados.....

Primavera
derechos reservados ©



mas sendas para recorrer en Gus   idea de Cass

27 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola:

Hay acontecimientos que marcan nuestras vidas y le dan un rumbo a nuestro destino. Nada más gartificante que hacer el bien y servir a los necesitados.

Abrazos.

Elena dijo...

Cambiar de rumbo en la vida siempre que sea para mejorarla, debe ser motivo de satisfacción.
Buen relato primavera.
Un beso.

moderato_Dos_josef dijo...

Admirable post!!! rindo tributo a tu especial y sensible forma de ser. Pocos hacen lo que tú.
UN gran abrazo.

LUNA dijo...

Pues tienes mi mas rendida admiración para siempre, querida amiga.
No hay más noble tarea en este mundo que ayudar a quienes lo necesitan y en este caso los niños.
Seguramente la vida te recompensará con creces.

Un gran beso, querida amiga

gaara-juancarlos dijo...

Muy reflexivo,amiga. la verdad e deja pensando mucho acerca de los niños. ya que nosotros fuimos niños en algun tiempo de nuestras vidas.
todos deberian reflexionar acerca de esto.
buen post,sigue escribiendo. porfa comenta mis ultimos temas. :) tkm

El Ser Bohemio dijo...

La vida siempre cambia y nada mejor que cuando es para mejorar. Exelente relato como siempre. Te mando un beso grande.

Mª del Carmen G. Segalés dijo...

A lo largo de nuestra vida suceden acontecimientos que nos pueden marcar para siempre, si esa marca es para bien...bienvenida sea.
Un abrazo y gracias por tu visita y comentario.

Natàlia Tàrraco dijo...

Casi por casualidad, por culpa de una situación familiar...llegó ese cambio o esa entrega admirable.
Da gusto da alegría, ese cariño dado con espontanea generosidad.
Aplauso y besito cariñoso por este relato impegnado de intensa vivencia.

CAS dijo...

Un cambio en tu vida, en forma tan temprana y dolorosa que se transformó en una forma de darse con tanta generosidad y entrega, merece respeto, admiración y un gracias enorme por tan afinada sensibilidad.
Un fuerte abrazo

Any dijo...

Un punto de inflexión en tu vida, descubriste tu vocación.
Pocas cosas deben llenar tanto el corazón como ayudar a que un niño sane. Sos afortunada por haber elegido algo que te completa como persona.
un saludo

silencio dijo...

Me alegro de volver para admirar esta grandeza de palabras tan sentidas. Es un honor comprobar la delicadeza con la que escribes. Hacer el bien siempre fue uno de los principales principios que me inculcaron y asi creo que es como mejor se sirve a la sociedad y a la amistad.
Besos amiga. Me gusta llevar a tus palabras. cuidate.

Neogeminis dijo...

Mujer!...más que loable la senda que elegiste, quizás a consecuencia de algo doloroso que te tocó vivir lograste extraer de ello algo maravilloso que luego fue tomando forma y ahora es tu vocación!
Magnífica manera de compartir tu historia en este jueves de sendas y decisiones.

Un abrazo!

Stanley Kowalski dijo...

Totalmente de acuerdo con vos. Pero si todos aportáramos un granito de arena, haríamos una playa.

BESOTES GUAPA!

Manuel dijo...

No se por donde empezar, si primero comentarte que me ha gustado tu relato o directamente felicitarte por esas prioridades que tienes y que te hacen solidaria con los problemas de los que sufren.
Casi me voy a quedar con la segunda opción sin menoscabo de la primera.
La sociedad se va volviendo hedonista, no le gusta ver que hay sufrimiento a su alrededor, habria que buscar la forma de que los jovenes supieran lo que la realidad a veces le esconde y asi pudieran concienciarse y comprometerse.
Mi admiración por esa dedicacion de tu tiempo
Un beso

Celia dijo...

Hola Primavera. Admiro tu relato, y toda la dedicación de su protagonista, que intuyo, eres tú.
Mi admiración porque has sacado fuerza de un episodio triste, y porque has sabido narrarlo de forma inmejorable.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Es muy bonito lo que haces con esos niños, contarles cuentos hacerlos reir. Un suceso, puede cambiar la vida de una persona, y eso es lo que te pasó a tí.
Un beso

Tannatos dijo...

hay momentos en que la vida da un giro en el que nos envuelve a todos , queizas sea asi como debe de ser pero no me gusta demasiado, un besito preciosa

Rosana Martí dijo...

Realmente admirable, me rindo a tus letras mi querida amiga. Un beso de mi alma desde mi mundo de letras. Feliz fin de semana.

Medea dijo...

¡¡Querida primavera ¡¡que sendas tan similares la tuya y la mia!! sí, creo que me lo comentaste en alguna entrada mía, nos dedicábamos a algo muy similar si no a lo mismo. En mi caso la senda la marco mi ingreso en un Hospital varias veces, no por algo tan grave como un coma pero si por las distintas ocasiones en las que una rodilla me llevó a estar ingresada en ocasiones durante meses, siendo una niña (un terremoto)en un hospital. La mayor de cinco hermanos y donde vivía no había un hospital con suficientes dotaciones ni a nivel especialistas ni mecánicas, mis padres venían a verme los fines de semana con mis hermanos pero el resto de la semana estaba sola, en cuanto me inmovilizaban la pierna y podía andar aunque fuera con muletas había que buscarme por todo el hospital cuando el médico pasaba visita y yo no estaba en mi habitación. Muchas veces no me encontraron y la monja que me adoraba decía que al día siguiente me ataría a la cama. Visitaba a los niños y a los viejitos que no tenían a nadie les iba a cantar villancicos con mi guitarra. Ahora 40 años después aun recuerdo el nombre de alguno de ellos. Esa fue mi senda y soy feliz en ella, no habría sido feliz en otra. Me ha encantado leerte nuestra profesión es vocacional y se puede distinguir perfectamente de las personas que aun pareciendo desarrollar el mismo trabajo, han llegado a el por otros motivos. Normalmente no son felices y no saben hacer felices a esos que tanto lo necesitan.
Perdona la longitud de mi comentario, debería haber cogido la senda de un atajo. Un beso y perdona de nuevo me encantó tu exposición de una buena senda

mar dijo...

Hola Primavera,
a veces un segundo decide el resto de nuestra vida, a tí te pasó y desde entonces tuviste claro lo que querias hacer con tu vida y tuviste la fuerza y la valentía de conseguirlo, un gesto maravilloso para los que tienen la suerte de que estés junto a ellos
Un beso lleno de admiración

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

gustavo dijo...

para empezar, pedirte disculpas, pues en mi seguir la lista del jueves, te habia saltado...aunque sabes, ayer cuando mentlmente repasaba los dos que me faltban para terminar de leer el jueves, me dije..¿y a primavera la he leido?...jaja, a veces, dentro de mis despistes, me sorpendo a mi mismo por el hecho de darme cuanta de ellos..
bien, primavera, hablas en tu jueves de la entraga para con los mas desprotegidos..lechesss¡¡¡ pienso, creo entrever que lo que cuentas es ....se corresponde con la realidad, y asi las cosas, he de felicitarte...si no coincidiera con la realidad lo que cuentas en este jueves, felicito a la persona que hace de protagonista...me es muy caro el hecho de que la gente se enregue a los mas desfo
mil besos, primavera...vorecidos...pero que se entregue, no que haga un donativo, no ue regale ropa, no, eso no me es muy querido...lo importante en verdad, es dejar una parte importante nuestra en favor de esa genre, niños en este caso...

alfredo dijo...

El corazón responde y activa los mecanismos del comportamiento.
El tuyo, sensible a la necesidad y al cariño tomó la senda más generosa.

Besos

Ceci dijo...

Estoy profundamente conmovida con tu historia de entrega y tu enorme capacidad de ayuda a quienes lo necesitan. Los niños particularmente.
Me llena de gratificación sincera saber de gente como vos!
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Hola Primavera, creo que no te había visitado antes y lo lamento. Me ha llegado tu relato, tu cambio de senda, porque estoy en el mundo de los niños con discapacidad. En mi caso como padre de un niño (14 años) con Síndrome de Down.
Lo que más destaco en él y escribí sobre ello una reflexión en mi blog, es su inteligencia emocional, lo clarísimo que tienen lo que les gusta y lo que no, como disfrutan cuando lo hacen.
Yo, con mi Nano, me he pegado y abrazado más que con nadie ... ahí suena, explorando sonidos en su teclado de juguete.
Un beso, Primavera, me gustó tu relato.

tinta negra dijo...

que hermoza accion!° que bella forma de ayudar!|


Saludos!°

MARIAN dijo...

gracias por tu generosidad, muy admirable. Un beso