Existen momentos especiales que se viven una vida en un instante, ese momento, lo quiero vivir hoy contigo.......... Primavera ©

lunes, 8 de agosto de 2011

Me aferro.....



Esta tarde el viento era demasiado fuerte, mi alma estaba atenta, se aferra a mi interior, es como si quisiera arrebatarme de golpe  de este presente que intento sobrevivir, el sol comienza  a desaparecer por el horizonte, dejandome en las tinieblas, llega con esa idea, torturar mi interior, con aquellas palabras vacias llevabas para arriba y para abajo,  sin sentido, sin corazon,  viento enloquecedor que las vuelve  atraer para envenar mi alma con ellas, sabe hacer bien su labor, llega de nuevo una total oscuridad llenando de amargura mi existir, al final lo presagiado es peor de lo que pensaba solo queda que este viento que hoy me acompaña marche rapido  y con el se lleve los  recuerdos tristes que hoy tengo en mi vida...
Mientras sigo esperando algo bueno que vendra y mi corazon estallara de emocion....
Primavera
Derechos reservados ©

4 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Te dejo cariños y el deseos de una buena semana junto a este pensamiento leído:

Lo admirable no es que existan las estrellas sino que el hombre haya podido dar cuenta de su existencia.
Anatole Francie

.

Emilio M. dijo...

¿Realmente estás triste, amiga? ¿Es tu animo el que queda retratado en tus palabras? ¿O es una profunda reflexión o interiorización de esos momentos complicados que vivimos?

Espero que no sea el reflejo de tu momento y que la vida, además de sonreirte, esté siendo una deliciosa experiencia incomparable e inolvidable.

Tu texto destila tristeza, pero es realmente bello. Tiene ese toque tuyo, de sinceridad, de inmediatez y cercanía. Es un toque de sentimiento puro que conmueve el alma. Gracias...

Cuenta con mis mejores deseos y con un gran abrazo.

Escribir es seducir dijo...

ME SIENTO IDENTIFICADA

OJALÁ SOPLARA UN FUERTE VIENTO QUE BORRE MIS PENAS

MUY BELLO COMO TODO LO QUE ESCRIBÍS

SALUDOS

Anónimo dijo...

Encontraras un viento que acaricie y alivie tu alma.
Desgarrador tu escrito.
Saludos cordiales
Ramon