Existen momentos especiales que se viven una vida en un instante, ese momento, lo quiero vivir hoy contigo.......... Primavera ©

sábado, 4 de septiembre de 2010

La tristeza...


Inesperada visitante
que se asoma intencionado
a penetrar por las rendijas
descuidadas de las almas
vulnerables y apenadas...
De qué huerto habrás llegado?...
En qué lejana flor
se harás otra vez silencio?...
Páginas, vivencias,
historias caminadas,
dolor e incomprensión,
impotencia de la noches
que le inyectan su veneno a los recuerdos,
amargura de los días que caminan
sin sentido ni razón...
Qué contienes,
dónde está tu fortaleza,
en ese mundo de secretos
que prevalecen cual tsunami caprichoso
tu triste desmesura?...


OTOÑO
derechos reservados ©

Aishiteru

7 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Siempre nos acompaña. Pero debemos de saber buscar la tristeza positiva. ¿Oíste hablar alguna vez dealgo semejante? No verdad?
La tristeza positiva comienza por convertir en nostalgia nuestro pesar y de ahí transformarlo en vivos recuerdos de belleza...
al menos eso es lo que hago yo cuando me veo rodeado de tristeza. Y a veces me da resultado.
besos.

Sergio dijo...

Sí, una visita indeseada y que no pide permiso para entrar...
Me encantó el poema.

Saludos,

Sergio.

emilio dijo...

Hermoso poema que no merece la tristeza... siempre dejémosla de lado, no le hagamos caso, enterrémosla de momentos felices que siempre nos rodean, sólo hace falta buscarlos bien, ahí están esperándonos.

Un abrazo.

Vicky dijo...

A veces la tristeza se presenta de forma inoportuna , sin desearla , sin esperarla , pero somos capaces de superarla y a partir de ese momento apreciar con mayor intensidad el sabor de la felicidad , saber que existe algo que hace brillar el corazón y aferrarnos a ese algo hasta extasiarnos.

Ánimo Otoño y besos sin ningún abismo ni pizca de tristeza .

reltih dijo...

pasar por encima de ella nos garantiza fortalezas. excelente post.
besos

Neogeminis dijo...

esa tristeza, esa melancolía que llega de repente, puede ser grata, hasta agradable, cálida y complaciente, puede llagar hasta hacerse amiga...siempre y cuando no llegue para instalarse para siempre.

Un abrazo.

Luz dijo...

Hola Otoño a mi casa tambien llego,bonito poema besos