Existen momentos especiales que se viven una vida en un instante, ese momento, lo quiero vivir hoy contigo.......... Primavera ©

miércoles, 27 de octubre de 2010

Este Jueves relato...... "La anarquia"

                                      EL TRABAJO

Había empezado a trabajar en un nuevo puesto totalmente distinto al que siempre había llevado a cabo, única demanda encontrada, no estaba para rechazar ofertas, había que pagar facturas, le costo mucho integrarse, su timidez el sentido del ridículo tenia que ver con no poder sentirse feliz.
Los primeros días era una pura tortura, hasta que descubrió un método que a larga le beneficiara para no sentirse tan mal....lo mismo que disfrazaba sus sentimientos maquillando todos los días para que nadie vieran si había tristeza, melancolía en su vida...tenia que hacerlo ante la verguenza, timidez que le evadía cuando empezaba su turno de trabajo....encontró un sistema que le estaba dando buenos resultados, cubría su cara con un antifaz, era otra persona, entonces se lanzaba a la pista, empezaba a mover el esqueleto, no era nada complicado, nació con el baile en la sangre, siempre que oía la música su cuerpo se movía al ritmo de ella, tenia que lucir aquellos modelitos tan llamativos, ideo otra manera para no sentir terror ante aquellas miradas, solo pensaba que estaba en la playa luciendo sus nuevos bikinis.....así fue mejorando día a día, ya no se sentía mal que la observaran , en su vida cotidiana jamas hubiera podido costearse, tenia los ultimos modelos, disfrutaba usando estas prendas.....Tenia un trabajo agradable, hacia algo que pagaba por realizar en las discotecas, había conseguido encontrar el equilibrio para esconder su timidez, cuando salia al escenario no veía nada, no existían aquellos hombres que la miraban con lujuria, deseos, solo escuchaba la música, dejandose llevar por ella, sus movimientos enloquecían a los clientes,... fue adquiriendo con el tiempo reputación de la deseada, la mas cotizada, su fama se debía que era la Inacalzable, no había dinero en el mundo para tenerla a su lado,.... Ella estaba ajena a todo, su trabajo era bailar, disfrutar de la música, el resto no existía, disfrutaba sin esfuerzo ninguno, no necesitaba nada mas, se sentía bien, por fin había encontrado estabilidad.
Cuando llegaba a casa tenia todo lo que una mujer desea... su hombre que le aguardaba esperando tener una sesión privada, no tenia que disfrazarse para realizarlo, estaba con la única persona que tenia esa exclusiva... era ella misma al completo, dejando sus sentimientos a flor de piel......


Primavera
derechos reservados ©




mas anarquias en Tesalo

19 comentarios:

Verónica Marsá dijo...

A veces no se tiene más remedio...
A todo se acostumbra una...
La de tópicos que pueden llegar a escucharse y nadie entiende mejor que una misma las torturas que pueden llegar a pasarse cuando no soportas aquello que tienes que hacer en contra de tu voluntad muchas veces.

Muy bueno.

Besito.

El Ser Bohemio dijo...

Que suerte ese hombre inalcansable para todos pero para él no. Cuantas veces usamos esos antifaces en nuestras vidas para pasar por momentos en los que nos sentimos paralizados. Cuantas veces aprendemos a disfrutar de cosas que antes eran para nosotros irrealizables. Hermoso relato ya no me sorprende como escribís la verdad que lo disfruto siempre. te mando un beso

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/
http://mi-adn.blogspot.com

Manuel dijo...

Antifaces, armaduras, disfraces, recursos varios para mantener a veces la cordura ante las dificultades de la vida. lo dificil... mantener los compartimentos bien estancos para que no se mezclen.
Un relato muy agradable de leer
Saludos

Yolanda dijo...

Encontro una forma de realizar su trabajo sin sentirse mal, dejando bien claro lo que era el trabajo con su vida privada que en estos tipos de trabajos muchas veces se confunden.
Besitosss

gaviota dijo...

debemos de ser libres de acciones pesadas que aveces cargan sin nostros quererlo sobre nuestras espaldas aveces no queda mas remedio el poder hace la fuerza besitos gaviota

Neogeminis dijo...

A veces las máscaras logran ser un buen artilugio para escaparse de una realidad que, sin ellas, no lograríamos soportar. En algunos casos llegan a ser un legítimo recurso, en otros, simplemente una manera de auto-engaño que tarde o temprano termina por estallar.
Una historia llena de humanidad.

Un abrazo!

Ana María López dijo...

Hola! me encanto su pagina!!

Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

Suerte con su web!
Ana Maria

Teresa Cameselle. dijo...

Pues sí, por qué no? Tal y como están las cosas y a falta de otro trabajo, bailar escasa de ropa para desconocidos, no me parece la peor de las opciones. Siempre que se quede SOLO en bailar.

Juanito el caminante dijo...

Buen Post... que suerte tiene ese lecherazo de tenerla al lado...

Sigue caminando...

El bufon dijo...

Una chica guapa bailando en escenario es algo llamativo y digno de observar.
Un relato encantador por el romanticismo que le incluyes.
Princesa un placer leer tus historias.

Medea dijo...

Interesante entrada y coincido con Manuel en que lo importante realmente es no mezclar la vida laboral, la que te ayuda a pagar las facturas, con tu vida personal sea cual sea. Están los tiempos difíciles para rechazar un trabajo siempre y cuando este no te robe la dignidad. Un placer leerte Primavera. Un beso

J-M dijo...

Música, trajes, disfraces... trabajo..

Buen relato ;)
Un abrazo!

CAS dijo...

...un buen remedio, un buen antifaz. Al menos en algún lugar, puede ser ella y alguien la reconoce y ama como tal.
UN ABRAZO

Natàlia Tàrraco dijo...

Hay trabajos peores, ya lo creo. Aplaudo lo de la máscara, es como no estar y aplaudo el bailoteo, es como estar en forma, y más aplaudo que cuando llega a casa se saca la máscara. ¿Qué más quiere?
Máscaras las llevan muchos y tan tranquis, como no se ven las máscaras.
Buena idea, Primavera, feliz relato, bsitooos.

Pepe dijo...

Es curioso constatar como una simple mascara hace que desaparezcan nuestras inhibiciones. Parece que llego a disfrutar de su trabajo. Esto me lleva al pensamiento de que en realidad este trabajo casaba con lo mas autentico de su personalidad.
Un abrazo.

gustavo dijo...

la lectura de tu jueves, primavera, me ha llevado a una reflexion, a una cuestion que en mas d euna ocasion me he polanteado...a la prostitucion....es prostitut@ aquel-aquella que lo hace por que le da la gana....viva la libertad de la prostitucion, sea del tipo que sea, perdon, sea del genero humano que sea...me da lo miso el masculino que el femenino...pero que no haya chul@s de por medio...si la prota de tu ...no, la prota de tu relato, en cierta manera se comporta asi, libre,...eso sí, existiendo por detras ese genero al que odio de los babosos o de las babosas, que yo no suelo distinguir entre generos, me da lo mismo un prostituto que un bailarin que sus homologos femeninos ...y me da lo mismo el baboso que la babosa...
en fin, primavera, que me has hecho reflexionar,...
gracias y un beso.

tinta negra dijo...

distanciando su trabajo de su vida..esta todo bien!°


Saludos!°

maria jose moreno dijo...

Dos vidas dificiles de compaginar pero muy necesarias en algunos momentos en los que no encontramos otra salida para seguir adelante.
Muy buen relato, primavera
Felicidades
besitos

Mar dijo...

Gracias por tu relato Primavera. Llego tardísimo, pero... no puedo de otra forma. Lo siento.
Separar bien el trabajo del mundo privado, del hogar... Algunos tenemos trabajos mucho más sencillos y nos es imposible no mezclarlos con lo casa!!!
Me gusta la idea del antifaz...
Muy ameno tu relato; pasé un buen rato.
Besos,
mar